¡Bienvenidas y bienvenidos!

Lanzarse al mundo empresarial (por llamarlo de alguna manera) nunca ha sido fácil. En un primer momento piensas que eso solo es para los valientes y pudientes (para qué negarlo). Tú cabeza sigue dándole vueltas y te dices a ti misma que tú no sirves para eso, que hay muchas cosas que no sabes, que es mucho trabajo, que a la gente seguro que no le gusta… Vamos, lo que todos conocemos hoy como EXCUSAS. Y eso es lo que hace una para no intentar aquello que le parece “peligroso”.

Mi nombre es Noemí. Y no soporto que digan mal mi nombre, por eso también puedo ser Noe. Tengo 24 años. He estudiado una carrera que nada tiene que ver con mi trabajo aquí, pero ambas cosas me parecen maravillosas. Dada la situación actual (ya todos nos entendemos), decidí lanzarme a la aventura (que no es poca) de abrir una página web y vender complementos hechos a mano.

A estas alturas supongo que os preguntaréis por qué si no he estudiado nada de esto, estoy aquí ofreciéndoos mis cosillas handmade. Pues bien, vamos a sincerarnos un poquito más. La moda siempre ha sido una de las cosas que más me han gustado. Tampoco puedo decir que sea una experta, porque todo lo contrario, sino que me gusta tal y como la conocemos en la calle. Me encanta combinar tendencias, reinventarlas o apostar por lo clásico. Soy la loca de los topitos y la pata de gallo. Ya lo veréis.

Además, debo confesar que con el paso de los años he visto coser a mi madre sus propios modelitos, por no hablar de mi abuela, quedándome siempre fascinada de sus dotes de costura. Tal vez eso haya traspasado a mi subconsciente y me haya tentado a coger la vieja máquina de coser de mi madre para empezar a hacer cositas para mí. En un principio aspiraba a ser como ellas, pero conocedora de mis cualidades, supe empezar por el principio.

Y aquí estoy, cuesta abajo y sin frenos. Lanzándome a una aventura que solo sé cómo ha empezado y en la que queda todavía muchísimo camino por recorrer. Lo mejor es que las ganas de saber qué sucederá mañana superan todas esas horas sin dormir, los quebraderos de cabeza y los días interminables de coser y organizar mil cosas. Con gente bonita como vosotras y vosotros, todo merece la pena.

Y ahora sí, me despido con esta entrada tan grande y os invito a conocer la #treboadicción.

A partir de hoy, iremos colgando en este blog, diferentes ideas para combinar nuestros complementos, consejos y todo lo que se nos vaya ocurriendo. La idea es hacer algo que os guste, así que sois libres de pedir, opinar y ayudar a que todo esto siga creciendo.

G r a c i a s   p o r   h a c e r l o   p o s i b l e .

Dejar un comentario